¡A COMER AIRE! Gracias al Sundde así quedaron los mercados


Pasillos desolados y estantes vacíos abundan en los supermercados a los que la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos les obligó bajar los precios la semana pasada. Los trabajadores tratan de cargar los anaqueles con lo que tenían en inventario, pero los productos son insuficientes y no se sabe cuándo llegará mercancía nueva.

“Lo que se ve en los estantes es lo que hay. Los almacenes están pelados y no sabemos cuándo habrá productos nuevos. Va a ser muy difícil reponer inventarios, no sabemos qué va a pasar”, afirmó el encargado de un supermercado en Chacao, que prefirió no ser identificado.

El encargado de otro establecimiento en Baruta coincidió en que no tienen mercancía nueva y dijo que debieron paralizar los pedidos a los proveedores, pues los precios que les ofrecen son mayores a los que establece la Sundde. “Muchos estantes están frenteados o maquillados, solo ves productos al frente, detrás todo está vacío. No tenemos ni verduras, ni legumbres. El lunes vino uno de los proveedores a ofrecerme los plátanos a 17.000 bolívares el kilo, pero no pudimos dejar porque la Sundde quiere que se vendamos a 11.000 bolívares”.

Los comerciantes informaron que los inspectores de la Sundde los visitan a diario, aún revisan precios y les ordenan hacer rebajas, solo que en menor volumen que en la semana previa. “El trato con los fiscales no ha sido malo, pero la decisión que tomaron fue muy agresiva, ordenaron hacer unas rebajas que nos generaron grandes pérdidas. No se detuvieron a revisar los precios marcados, solo dieron órdenes”, dijo uno de los encargados.