¡EN CRISIS! Conoce como comenzó el 2018 para Venezuela


Luis Briceño construyó su patrimonio con una pequeña fábrica que luego de 25 años podría cerrar. “Este arranque de año es criminal”, dice, reflejando la angustia de millones de venezolanos ante una crisis económica fuera de control. Aunque evita pensarlo, este empresario de 70 años sabe que los próximos meses serán críticos para su negocio por la falta de insumos y la hiperinflación, que según el FMI llegará a 2.350% en 2018. También porque dos de sus tres empleados planean emigrar.

Briceño considera que el incremento de 40% del salario mínimo decretado por el presidente Nicolás Maduro el 31 de diciembre solo complica todo. “Cuando vi que lo aumentaron apagué la televisión. Dije: no quiero saber de eso hasta enero (…) porque es empezar a angustiarme desde ahorita”, cuenta desde su fábrica de glaseado e impresión de envases de vidrio en Caracas, que llegó a tener 10 empleados.

“Me parece criminal, porque a los propios obreros les preguntas: ¿quieres que te aumente el sueldo mínimo por parte del gobierno?, y dicen que no, porque al día siguiente aumenta todo”, añade.