¡UN LUJO! Pedir deseos con uvas en Año Nuevo se convirtió en tarea difícil


La galopante inflación impide que los venezolanos celebren la tradición de recibir el nuevo año como dispone la costumbre. Los precios de las principales expresiones de buena fortuna, como las uvas, las lentejas y la ropa interior amarilla, se convirtieron en artículos de lujo al registrar incrementos de más de 5.000%.

En un recorrido por mercados municipales, fruterías y supermercados los consumidores se quejaron de los elevados precios de las uvas. “Con lo que cuesta la fruta puedo comprar otros alimentos más necesarios para la familia”, expresó Gladis Hernández, ama de casa, en el mercado de Quinta Crespo.

Allí solo había uvas nacionales a 140.000 bolívares el kilogramo. “La gente mira y pregunta, pero no compra”, dijo la encargada de un puesto.

En el mercado de Chacao se consigue la uva nacional entre 300.000 y 350.000 bolívares el kilo, mientras que la foránea cuesta 900.000 bolívares el kilo.

El precio promedio de la uva criolla, entre 2016 y 2017, aumentó 4.400% al pasar de 5.000 bolívares a 225.000 bolívares el kilo, mientras que la importada subió 4.900% al moverse de 18.000 bolívares a 900.000 bolívares el kilo.