Maduro insiste con la oposición para dialogar en Miraflores


El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, insistió este miércoles en invitar a la oposición a continuar el diálogo en el Palacio Presidencial de Miraflores, al tiempo que acusó a uno de sus líderes, el presidente del Parlamento, Julio Borges, de ser “parte de la supremacía racial, blanca, oligárquica”.

“Yo los invito para que muy pronto, esta semana, a más tardar la próxima semana vayan al Palacio de Miraflores y hagamos una reunión de trabajo y pongamos los intereses del país por encima de los intereses partidistas”, dijo Maduro.

El jefe de Estado lanzó este mensaje a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) después de que el dirigente de esta alianza opositora, Julio Borges, rechazara el primer llamamiento de Maduro para continuar en la sede de la Presidencia el diálogo iniciado en República Dominicana.

“Él no puede aceptar que un hombre como yo, mestizo, mulato como soy, nieto de africanos, nieto de indios y de blancos criollos también sea presidente de la República, un obrero (sic). Por eso es que él me desprecia, con Maduro yo no me reúno” afirmó Maduro.

La oposición, por su parte, demanda la apertura de un canal humanitario y la restitución de los poderes de un Parlamento despojado de sus atribuciones tras la victoria de la MUD en las últimas legislativas, así como la liberación de quienes considera presos políticos y la renovación de la autoridad electoral.