¡TODOS LOS DETALLES! Lilian Tintori afirmó que su hogar se convirtió en una cárcel con armas largas


Durante tres años y cinco meses recorrió el mundo para denunciar que su esposo, el opositor Leopoldo López, estaba “injustamente” encerrado en una prisión venezolana. Hoy, Lilian Tintori siente que su casa se convirtió en una cárcel y que su familia vive en conjunto el arresto domiciliario del político.

“Mi casa se convirtió en una cárcel”, afirma en una entrevista exclusiva con Efe y sin titubear la activista de derechos humanos.

La mujer de 39 años, que dará a luz el próximo mes al tercer hijo de la pareja, cuenta que decenas de agentes vigilan todo el tiempo su casa y graban en vídeo la actividad en la zona. Señala que la familia está tratando de acostumbrarse a vivir entre armas largas y con los límites impuestos por las autoridades.

“Leopoldo tiene un grillete desde el primer día, ahora le toman hasta 4 fotos al día, con el periódico en la mano como si fuera un secuestrado (…). Está muy preocupado por el país, porque estamos mal, porque el país está a punto de colapso”, dice en nombre de su esposo, que tiene prohibido expresar opiniones o sería devuelto a prisión.

Asegura también que el líder de la formación Voluntad Popular (VP) “está muy activo, escribiendo soluciones” para la crisis de la nación petrolera, que sufre una profunda escasez de alimentos y medicinas y que, según estimaciones del Parlamento, cerrará el año con una inflación superior al 2.000 %.