¡UNA LOCURA! Precios de embutidos siguen siendo un dolor al bolsillo


La inflación sigue pisando el acelerador y, esta semana, fue tanta la velocidad que un kilo de jamón escaló a Bs. 142.788, un monto superior al del salario mínimo vigente desde septiembre de 136.543,4 bolívares, una muestra más de la pérdida del poder adquisitivo del venezolano en un contexto de hiperinflación. Así lo reseña correodelcaroni.com

“Compré tres bandejas de embutidos y fueron 80 mil bolívares aproximadamente, eso es más de la mitad de mi pensión y no alcanza ni para dos semanas”, dijo una jubilada del sector público, que prefirió no ser identificada. Hace dos meses, estima, el kilo de jamón rondaba los 80 mil bolívares, de modo que el alza es de 78%.

Al igual que el jamón, el queso amarillo escaló a Bs. 142 mil, mientras que embutidos como el salchichón superan los Bs. 150 mil. El queso blanco pasteurizado, por su parte, ronda entre 70 y 80 mil bolívares, 20 mil bolívares más que el queso blanco duro.

Este último experimentó un alza de 495% respecto a marzo de este año, cuando se conseguía en Bs. 8.400 en mercados municipales de Ciudad Guayana.

Los altos precios han obligado a cambiar los hábitos de consumo y a sacar varios alimentos del menú familiar. “Lo que es jamón y queso amarillo se convirtió en una exquisitez para mí, ni pensar en gastar medio salario en eso. Antes compraba semanal”, dijo la ama de casa Adela Páez, residenciada en Puerto Ordaz.