¡UNA LOCURA! Se suicidó porque su abuela le quitó su teléfono celular


Una niña de 12 años decidió quitarse la vida en la parroquia La Pastora de Caracas, al ingerir pastillas para la tensión arterial, identificadas como Losartán, luego de molestarse porque su abuela le quitara el teléfono celular para sacar unas cuentas con la calculadora.

Según refiere un diario de esa ciudad, la niña le pedía insistentemente el teléfono a su abuela, pero ella le decía que no. Luego le dijo que debía acostarse a dormir. Alrededor de las 11:00 de la noche la adolescente comenzó a gritar y vomitar porque se había tomado las pastillas.

Su abuela, identificada como Paulina Díaz, relató lo acontecido en la morgue de Bello Monte, señalando además que tras lo sucedido la menor fue trasladada al Hospital José María Vargas, pero ya no había nada qué hacer.