¡QUÉ BARATO! Salidas al cine quedaron en la memoria de los venezolanos


La crisis económica deja indefensos y “sin salida” a los venezolanos. En medio de la dificultad para cubrir necesidades básicas como la alimentación, la salud o la educación, se hace más cuesta arriba tomarse un respiro en medio del agobio. La realidad diluye la costumbre de salir y compartir con familiares y amigos: el costo del disfrute excede la capacidad adquisitiva del ciudadano.

Ir a un parque de diversiones, jugar bowling y hasta ver una película en el cine, una de las opciones de entretenimiento más asequibles, puede desajustar las cuentas.

El costo de un boleto para el cine en el centro comercial Líder es de 13.400 bolívares, disminuyendo a 10.800 los jueves y a 6.900 bolívares los lunes. En el centro comercial Tolón Fashion Mall, ubicado al este de Caracas, una entrada general es de 6.817 bolívares. Al noreste de la ciudad capital, una función en el Multiplaza Paraíso cuesta 4.383 bolívares. En el oeste, un boleto general y en tercera dimensión (3D) en el Multiplaza Victoria es de 8.765, 29 bolívares.

Pese a que tanto como Cines Unidos y Cinex cuentan con los famosos lunes populares y un descuento a los estudiantes de martes a viernes, el ahorro en comparación con una entrada general no es tan significativo. Por ejemplo, en el centro comercial Metrocenter, la diferencia es de 2.000 bolívares aproximadamente. Sin embargo, la asistencia del público en los días de descuento es mayor a la de un fin de semana.

José Pisano, director general de Blancica, considera que aunque hay una menor afluencia de espectadores al cine debido a la inflación, los precios de las entradas son aceptables.