¡INCREÍBLE! Oposición venezolana y Almagro viven su primer desencuentro (DETALLES)


La oposición venezolana y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, viven su primer desencuentro en dos años de idilio en los que el ex canciller uruguayo ha sido su mayor aliado internacional.

Almagro, al frente de la OEA desde mayo de 2015, se ha situado sin ambages del lado de la oposición, abriéndoles la puerta de la organización hasta el punto de permitirles instalar la semana pasada un Supremo paralelo al oficial en el ilustre Salón de las Américas.

Pero el lunes, en su valoración de las elecciones regionales del 15 de octubre, reprochó a los opositores, ni más ni menos, que con su participación en los comicios se convirtieran en parte del “fraude”.

“Es muy claro que cualquier fuerza política que acepta ir a una elección sin garantías se transforma en instrumento esencial del eventual fraude, y demuestra que no tiene reflejos democráticos como para proteger los derechos de la gente, en ese caso, el voto”, afirmó en un mensaje institucional tanto en vídeo como por escrito.

Y agregó que “para generar una recomposición democrática en el país, la dirigencia política opositora deberá unirse a la gente y a los pocos líderes que, en consonancia con sus principios, entendieron en todo momento que la ciudadanía de Venezuela quiere libertades y no está dispuesta a seguir las reglas de la dictadura”.

Este mensaje soliviantó al expresidente de la Asamblea Nacional (AN) y ahora solo diputado Henry Ramos Allup, cuyo partido (que él lidera), Acción Democrática, obtuvo el mayor número de gobernaciones de la oposición en los comicios (cuatro de cinco).

“Inconvenientes sus declaraciones y no nos ayudan para nada en este momento porque si nosotros hemos decidido participar es una decisión que debemos tomar nosotros”, afirmó el martes en una entrevista con el canal privado Globovisión.
El legislador, al que Almagro recibió en la OEA cuando aún era presidente de la AN, rechazó, visiblemente molesto, la afirmación de que presentarse a las elecciones los hace “parte del fraude”.