¡ENTÉRESE! Político estadounidense propone sancionar a Maduro con el petróleo


A pesar de que el régimen de Nicolás Maduro sigue asegurando que en Venezuela existe el mejor sistema electoral del mundo, democracia y plenas libertades, cada vez son más los voceros internacionales los que afirman que en el país en realidad impera una dictadura. Y más luego de los cuestionados comicios regionales llevados a cabo el domingo, en los que según el CNE el chavismo ganó 18 gobernaciones frente a cinco de la oposición.

Uno de esos portavoces es Mario Díaz–Balart, congresista federal republicano por el Distrito 25 del estado de Florida, quien considera que cualquier votación bajo el gobierno de Maduro no será ni transparente ni genuina, así que estima que es necesario seguir presionando al chavismo a través de sanciones. En conversación telefónica con El Nacional Web, el político de origen cubano dijo que hay que buscar métodos para ayudar a la oposición venezolana, víctima de persecuciones y amedrentamientos.

“Eso es básicamente la política que autorizó el presidente (Ronald) Reagan para destruir a la Unión Soviética. Funciona, económicamente y diplomáticamente, presionar al régimen, y al mismo tiempo ayudar a la sociedad civil, a la oposición interna”, explicó el congresista, que no escatima en calificar al gobierno venezolano de “régimen narcoterrorista y dictatorial”.

Entre las medidas de Estados Unidos en contra de Nicolás Maduro están la prohibición de ejecutar transacciones con títulos de deuda y acciones emitidas por el gobierno venezolano y Pdvsa, así como la restricción de intercambios con ciertos bonos que pertenecen al sector público venezolano y los pagos de dividendos al régimen. A juicio del representante de Florida, el próximo paso debe estar relacionado con el petróleo: “Yo apoyo y creo que la decisión de la administración de Trump es seguir paso a paso incrementando la presión, incluyendo por ejemplo que no puedan ir ya a los fondos internacionales para buscar créditos. Creo que la próxima sanción grande tiene y debe ser la cuestión del petróleo. Esos fondos del crudo no llegan al pueblo venezolano. El régimen los utiliza para enriquecerse y también para reprimir al pueblo venezolano”.