¡CONTUNDENTE! Presidente de Odebrecht en Venezuela dejó en la calle a Maduro


El presidente de la Constructora Odebrecht en Venezuela, Euzenando Prazeres de Azevedo, se acogió al principio de delación y afirmó ante la Procuraduría General de Brasil, que la empresa hizo varios aportes monetarios a la campaña de Nicolás Maduro Moros, a cambio de privilegios en los pagos de contratos que ya había suscrito con el gobierno venezolano.

Prazeres de Azevedo ratificó que fue partícipe de operaciones de “colaboración premiada” y declaró que días antes de iniciar la campaña presidencial de Nicolás Maduro, lo contactó un representante de su equipo de trabajo, a quien identificó como Américo Mata y afirmó conocer desde hace varios años por ser representante de varios organismos públicos venezolanos.


En un vídeo publicado en la Página web de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, Prazeres continuó relatando que Mata pautó una reunión con él donde le pidió “una colaboración” a sabiendas del tamaño de sus operaciones, afirmando que serían destinadas a financiar la campaña de Nicolás Maduro. “Él pidió una suma grande para la época, porque nosotros teníamos una operación grande en Venezuela. Yo acordé y acepté pagarle a él 50 millones de dólares”, indicó.

Su interlocutor le preguntó a Prazeres de Azevedo si “aceptó pagar” o le “pidieron pagar “esa cantidad, por lo que rectificó diciendo que Américo Mata le pidió 50 millones de dólares, pero solo le pagó 35 millones. A cambio, el brasilero manifestó que de ganar la presidencia, el entonces candidato Nicolás Maduro debía mantener las obras de Odebrecht como “prioritarias”.

Américo Mata le habría asegurado que el acuerdo se mantendría para dar la imagen de continuidad del “legado” de Hugo Chávez. El brasilero indicó que luego los recursos fueron liberados y que Maduro ganó las elecciones con una diferencia apretada, de menos del 1%.

El Tribunal 11º de Control del Área Metropolitana de Caracas, a cargo del Juez Javier Toro, libró una orden de aprehensión contra Euzenando Prazeres de Azevedo. El 15 de febrero de este año, el Ministerio Público bajo las órdenes de la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, ordenó congelar las cuentas bancarias que tenía Odebrecht en Venezuela y le prohibió enajenar o gravar sus bienes, muebles e inmuebles. Un día antes, funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar de Venezuela (Dgcim) registró las oficinas de la constructora en Caracas.