¡UNA TRAGEDIA! Vigilante de una guardería en Brasil mató a siete personas


Siete niños y una profesora fallecieron en una guardería del sudeste de Brasil después de que un vigilante rociara con alcohol a los pequeños y prendiera fuego el lugar, según un nuevo balance de la tragedia anunciado el viernes, mientras el país asistía conmocionado a los primeros entierros.

Las dos últimas víctimas mortales, Cecilia Davine Dias y Yasmin Medeiros Salvino, ambas de cuatro años, fallecieron al comienzo de la tarde del viernes, indicó a la AFP un portavoz del hospital de Montes Claros, donde fueron transferidos una veintena de los niños heridos.

La tragedia ocurrió el jueves en un barrio modesto de Janaúba, una ciudad de 70.000 habitantes situada a unos 600 kilómetros al norte de Belo Horizonte, la capital del estado de Minas Gerais.

Pasaban las 09H00 de la mañana cuando el vigilante nocturno de la guardería “Gente Inocente” irrumpió en el centro y roció con alcohol a sus víctimas antes de prender fuego a parte del recinto.

En total, siete niños de cuatro años fallecieron, así como una profesora de 43 que trató de salvarlos.

El incendio dejó igualmente unos 40 heridos, trasladados inmediatamente a tres hospitales de la región según la gravedad de su estado.

El autor del crimen, el vigilante Damião Soares dos Santos, de 50 años, murió poco después en el hospital donde ingresó con quemaduras en todo el cuerpo. Según las autoridades locales, padecía “problemas mentales” desde 2014.