¡IMAGÍNATE! Manuel “Coko” Sosa era tratado como personal diplomático


Este miércoles, el actor venezolano, Manuel Sosa, conocido artísticamente como “Coko” Sosa, fue detenido por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) , luego de que se emitiera una orden de arresto debido a las investigaciones que adelanta el Ministerio Público (MP) por los supuestos de corrupción con una contratista de la estatal Pdvsa.

De acuerdo con El Universal, la captura se produjo gracias al rastreo de llamadas que sostuvo durante varios días el cuerpo de inteligencia militar. Sosa, fue arrestado en un centro médico al que había asistido debido a que presentaba malestar general debido a “un alto nivel de estrés” que presentaba en ese momento. “Sabía que lo iban a detener en cualquier momento”, fueron las palabras que, según funcionarios, manifestó el actor cuando fue abordado.

En el sitio, se encontraba con una amiga y un familiar, todos acompañados por un trío de escoltas. Dos de los sujetos, pertenecientes a la Policía Militar, la cual, es un componente del Ejército, mientras que un tercero, fue identificado como funcionario de la Guardia Nacional (GN), quien aseguró, estar en el proceso de baja.

Sin embargo, de acuerdo con la Gaceta Oficial Nº 39.908, publicada el 24 de abril de 2012, los escoltas militares y policiales, solo podrán prestar este servicio a los “altos funcionarios, personal de alto nivel y de dirección del Poder Público, altos dignatarios representantes de los países extranjeros en Venezuela, así como el personal de alto nivel y dirección de los Institutos Públicos, Asociaciones y Sociedades Civiles. Fundaciones, Empresas del Estado y demás entes descentralizados de forma funcional de la Administración Pública y otras personas de derecho público”.

Al parecer, las ínfulas de grandeza del “Coko” Sosa, le permitieron disfrutar de este privilegio que es exclusivo para quienes posean los cargos anteriormente mencionados.