¡PERO NO PASA NADA! Joven falleció en el Periférico de Catia por falta de insumos


En el Hospital Periférico de Catia los médicos no contaban con los insumos necesarios para salvarle la vida a José Rafael Montilla Portilla, de 25 años de edad, quien ingresó el domingo a ese centro de salud con una herida de bala que le hicieron en el abdomen cuando se encontraba en una fiesta en el sector Las Barras, en Propatria. Los médicos solo pudieron colocarle una gasa para que fuera trasladado a otro centro, pero murió antes de salir.

Leticia Portilla, madre de la víctima, suministró la información ayer cuando reclamaba el cadáver del mayor de sus dos hijos.

La última vez que ella lo vio fue el sábado a las 9:00 pm, cuando comieron en un negocio del centro comercial El Valle. Allí se despidieron y él le dijo que iría a una fiesta.

Portilla relató que su hijo le envió un mensaje en el que le pidió que le hiciera una transferencia de 70.000 bolívares para contribuir con la reunión. Después le envió otro mensaje en el que le informó que estaba en una fiesta en Propatria, en el sector Las Barras.

El domingo en la mañana una médico del Hospital Periférico de Catia la llamó para decirle que su hijo había sido ingresado en ese centro. La madre tomó un taxi y al llegar se percató de que Montilla Portilla tenía una bala en el abdomen. Personal del hospital le sugirió que debía buscar un centro de salud más grande para que lo atendieran, por lo que acudió a la estación de bomberos de Pérez Bonalde para que facilitaran el traslado en una ambulancia, pero cuando regresó al hospital su hijo había muerto.