¡TRISTE REALIDAD! Tener un hijo en Venezuela se volvió un verdadero dolor de cabeza


La llegada de un bebé implica gastos. Pañales, teteros, chupones, leche, pijamas, cobijas, medias, guantes, coche, cuna, sábanas son, entre otros, requerimientos imprescindibles para su atención. Adquirirlos se ha convertido en una proeza para los padres ante los altos costos y la escasez de muchos estos productos.

Llevar en una pañalera los elementos básicos para salir con el pequeño implica gastar 285.267 bolívares, casi el monto del sueldo integral de 325.544 bolívares. Esto incluye un paquete con 6 pañales de tela, un tetero de 250 ml y otro de 2 onzas, un pantalón estilo jogging, un body unicolor, el chupón más económico y toallas húmedas con 48 unidades. Además, el bolso cuesta entre 99.960 y 158.760 bolívares.

En el caso de los pañales, la escasez ha obligado a los padres a resolver con diferentes alternativas. “Mi esposa y yo le ponemos a nuestra bebé una toalla clínica y luego una pantaleta de plástico”, explicó un padre.

Una consumidora contó que se le ha hecho difícil comprar pañales, por lo que resolvió con los de tela y los ecológicos. “Uno tiene que quitar la colcha de la cuna, que es parecida a una esponja, para lavarla porque los pañales no son de buena calidad”, señaló.

Hace tres semanas, después de siete meses sin recibirlos, llegaron pañales a una farmacia ubicada en La Castellana, mercancía que se acabó en pocas horas. “No los traen porque por las colas se forma mucho desastre en las mañanas”, relató un empleado.