¡MALANDRO CON ETIQUETA! Narco de Tareck se queda con 2 de cada 3 dólares en importación de los CLAP


Samark López, el presunto testaferro del vicepresidente Tareck El Aissami, también sería el brazo ejecutor de una red de corrupción que cobró más de 200 millones de dólares en sobreprecios, al facturar más del triple por cada caja de comida que importó para el Estado, develó un informe de la Asamblea Nacional.

La investigación concluye que López se embolsilló cerca de dos dólares por cada tres que le fueron otorgados para importar cajas de alimentos para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Las operaciones fueron realizadas a través de Postar, una empresa de maletín perteneciente a López con sede en Barbados. La compañía cobró al régimen de Maduro 42 dólares por cada una de los siete millones de cajas de comida que entregó a los CLAP, facturando un total de 294 millones dólares en el proceso.