¡NEGLIGENCIA DEL RÉGIMEN! Indígenas del Zulia mueren de hambre y de hepatitis


En Venezuela los últimos miembros de una etnia descendiente de los caribes corren riesgo de morir por la falta de medicinas, atención médica y programas de salud. La nación japreria, en la Sierra de Perijá, agoniza víctima de la impericia y el abandono del gobierno de Nicolás Maduro y de los líderes regionales de la llamada revolución bolivariana, denuncian caciques y médicos epidemiólogos.

Desde hace algunos años, el gobierno revolucionario en Venezuela se ha promocionado como defensor innato de los pueblos indígenas, prometiendo tierras, beneficios y “desarrollo endógeno”. Pero también ha sembrado el odio y resentimiento alrededor de los sensibles territorios fronterizos. Ha creado una ley y un ministerio Para los Pueblos Indígenas hasta ahora incapaz de velar por los derechos de estas personas, o de defender el modo de vida de etnias olvidadas.

Todo este andamiaje legal ha mostrado su ineficiencia por ejemplo para declarar una emergencia sanitaria que pueda frenar lo que según testigos es uno de los mayores etnocidios de la era moderna en la zona de la Sierra de Perijá, en la frontera entre Colombia y Venezuela.

Jacobo González, doctor en Epidemiología y presidente del Comité de Vigilancia Epidemiológica de la Sierra de Perijá, ha estudiado por años la situación que vive esta etnia nómada, cuya precaria existencia transcurre en los estribos de la montaña que forma la frontera entre Venezuela y Colombia.