¡RUNRÚN! Nelson Bocaranda rinde homenaje a Sofía Imber en sus acostumbrados runrunes


Alto:

 

Alerta roja rojita:

Dos hechos políticamente significativos ocurrieron la semana pasada. Seguro que ninguno de los “cuartos de guerra”, “comandos estratégicos” o “salas situacionales”, bien del propio gobierno como de cualquiera de las facciones que lo integran, los han dejado pasar por alto: la espectacular reacción estudiantil  de la UCV que al momento que el TSJ les prohíbe realizar sus elecciones internas deciden –unilateralmente- llevarlas a cabo, alcanzado orden, disciplina, legitimidad y una victoria contundente, en la cual el termino más preciso es que la representación del régimen rojo rojito quedó “aplastada”. Hemos insistido, decenas de veces, que esta revolución es un verdadero fraude. ¿En qué país del mundo en el cual se quiere instaurar una revolución comunista-socialista, ésta carece de apoyo juvenil y estudiantil? La segunda, es la publicación del estudio ENCOVI, tal vez el más riguroso, objetivo y metodológico estudio poblacional que se realiza entre los venezolanos. ENCOVI es una alianza entre las universidades UCV, UCAB y USB, en la cual se llega a los extremos metodológicos más rigurosos y significativos. ¿El resultado? Ninguna frase lo resume mejor que el titular del pasado domingo en El Nacional: “el 93% de los hogares no tiene dinero para comprar comida”. Estos dos hechos no son mercadeo o propaganda política, no son rumores en las redes, no son el presidente Maduro en cadena metiéndonos mentiras a los venezolanos. Estos dos hechos son del mundo real por donde “la guagua de la revolución va cuesta abajo”.

Bajo:

Sofía Imber:

Fue y será siempre sinónimo de lucha por la democracia venezolana, por la participación de la mujer en el desarrollo del país, por el pensamiento crítico, por el desarrollo de una cultura de primer mundo como fue el Museo de Arte Contemporáneo que llevaba su nombre y que la mezquindad chavista quiso borrarlo, por dejar muy en alto el gentilicio venezolano en los más importantes círculos de las bellas artes, la cultura y la literatura del globo. Era una mujer de avanzada, fuera de lote. Por ello muchos la criticaron en sus comienzos. Estoica en todo momento defendió con pasión su vida, sus logros, sus errores. Nunca se doblegó ante los poderosos ni ante los que tenían un pensamiento contrario a sus principios y valores. Periodista hasta el final estaba siempre pendiente de las noticias y no pocas veces nos llamó para ponerse al día con tal o cual “runrún” o comentarnos alguna novedad.  Nuestra querida “intransigente” será siempre recordada como una venezolana clave en los siglos XX & XXI. Referencia obligada cuando se quiera revisar la historia contemporánea y conocer como tuvimos un país en pujante desarrollo -con crecimiento sostenido- en la conexión cultural con el resto del planeta. Fue ella quien nos puso a la par del mundo desarrollado en las artes plásticas. Orgulloso de ser su amigo. Paz a su alma. Abrazos a sus familiares y amigos…