“Todo a mil”, por José Manuel Rodríguez


Es difícil en Venezuela salir a comprar y conseguir algo que cueste menos de mil bolívares de los mal llamados fuertes. Inclusive lo poco que se consigue, se consigue agrupado en grupos y o combos que llegan o superan los mil bolívares, algo así como 3 plátanos o 3 aguacates x 1000,00 Bolívares.

Pareciera que los Mil bolívares se hayan convertido soterradamente en nuestra unidad monetaria.

No nos llamemos a engaño. Estos mil bolívares “fuertes” de hoy eran el millón de bolívares de toda la vida, de los de antes, de aquellos mejores tiempos que conoció nuestra nación.

Siempre hago mención a que somos una nación con una memoria muy, pero muy cortica y allí reside nuestro principal problema y vuelvo a hacer referencia a esto aquí, debido a que esto del “todo a mil” necesita de un pequeño ejercicio de memoria para comprender de donde venimos y en donde estamos aunque no sepamos a donde iremos a parar.