¡ALARMANTE! Ahora los delincuentes asedian a los policías en sus hogares


En Venezuela, el hampa ya no solo se dedica a azotar a los ciudadanos en las calles, en las esquinas y en los semáforos; tampoco se limita a robar y amarrar solo a habitantes comunes dentro de sus casas: los policías se convirtieron en objetivo.

En los últimos años, con el recrudecimiento de la debacle socio-económica en la que viven sumergidos los venezolanos, los agentes de seguridad de la fuerza pública han sido víctimas -en muchísimos casos fatales- de delincuentes que los interceptan en sus horas libres y hasta cuando están en compañía de familiares y sin uniformes. ¿Las razones? Robo de armas de reglamentos y la simple y vil “caza” de funcionarios policiales; una atrocidad solo conocida en el país en tiempos de “revolución”.