Ex primer ministro portugués queda en libertad tras once meses de ser detenido


El ex primer ministro luso José Sócrates disfrutó hoy de su primer día en libertad once meses después de que fuera detenido por su presunta relación con un caso de corrupción, a la espera de saber si finalmente se presentan o no cargos contra él.

El antiguo dirigente socialista aprovechó la jornada para salir de casa y hacer una visita al fundador del Partido Socialista, el histórico Mário Soares, de 90 años, una de las voces públicas más activas en la defensa de su inocencia.

“Voy a visitar a un amigo, Mário Soares, y tengo la esperanza de que con esto pueda retribuirle todas las visitas que me hizo” cuando estaba en prisión, dijo Sócrates en una escueta declaración ante los periodistas que aguardaban a las puertas de su residencia en Lisboa.

En Portugal se espera con expectación que el que fuera jefe del Gobierno entre 2005 y 2011 se decida a comentar los pormenores del proceso, después de que un juez decretara ayer libertad condicional para él.

“Hablaré en breve (…) A su debido tiempo”, se limitó a señalar hoy Sócrates, quien siempre se declaró inocente y atribuyó las acusaciones a una maniobra política encaminada a perjudicar las opciones del Partido Socialista en las elecciones del pasado 4 de octubre, ganadas finalmente por los conservadores -en el poder desde 2011-, aunque sin mayoría absoluta.

El ex primer ministro no dejó de expresar su opinión incluso desde la cárcel, ya fuera a través de comunicados, cartas o respuestas por escrito a cuestionarios enviados por los medios.