El Espectador: Venezuela impide paso de trabajadores en corredor humanitario en frontera


Luego de que a principios de mes fuera habilitado un corredor humanitario para el paso de estudiantes y trabajadores en la zona de la frontera con Venezuela, este miércoles las autoridades del vecino país decidieron restringir el tránsito de las personas que laboran en Venezuela.

Según ha trascendido, inicialmente la Guardia Venezolana decidió cerrar el corredor tanto para estudiantes como para trabajadores; sin embargo, optó por permitir el paso exclusivamente a un grupo de estudiantes, que pudo cruzar la frontera.

Se estima que al menos ocho buses tuvieron que parquear en la zona, mientras las autoridades venezolanas habilitaban el paso hacia San Antonio para recoger a los estudiantes y regresarlos a Villa del Rosario, según pudo constatar la emisora Blu Radio.

El corredor humanitario –que beneficia a cerca de 1.400 estudiantes del lado colombiano que viven o acuden a la escuela en Venezuela, así como a los residentes en territorio venezolano y que se educan en Colombia– se encuentra a esta hora obstaculizado para los trabajadores, pese a que han mostrado el documento que constata que laboran en Venezuela.

El presidente Nicolás Maduro ordenó el 19 de agosto el cierre del principal paso hacia Colombia desde las ciudades de San Antonio y Ureña de Táchira, decisión que fundamentó en el combate al contrabando y a la violencia paramilitar que afecta a la frontera.

Posteriormente, extendió el cierre de los pasos hacia Colombia por los estados Zulia y Apure y advirtió de que la medida proseguirá “a su debido tiempo” en el estado Amazonas y se levantará cuando ambas naciones acuerden una nueva política fronteriza que acabe con los delitos en los 2.219 kilómetros de la línea limítrofe.

Entre el 21 de agosto y el 9 de septiembre la cifra de las personas deportadas (1.482) y las que retornaron (19.952) alcanzaba un total de 21.434, de acuerdo con los datos compilados la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

Con información de UnBombazo.com / El Espectador