Francisco vuelve a Roma: No sé si he tenido éxito, pero tengo miedo de mí mismo


“Cuántas estrellas hemos visto que después se apagan y caen. Es una cosa pasajera. En cambio ser el siervo de los siervos de Dios es bueno, eso no pasa”, comentó el Papa Francisco a los medios internacionales en el avión en el que voló desde Filadelfia (EE.UU.) a Roma, al termino de la gira más larga de su pontificado.

Tras dejar claro no se considera una “estrella” a pesar de las multitudes que le aclamaron; el Pontífice sostuvo “no sé si he tenido éxito o no, pero yo tengo miedo de mí mismo. Porque me siento siempre débil, no sé, en el sentido de no tener el poder”.

Jorge Mario Bergoglio añadió: “Y yo tengo todavía que avanzar en este camino del servicio, porque siento que no hago todo lo que debo hacer”.

Pederastas

En el avión retornando al Vaticano, el Vicario de Cristo volvió a abordar el tema de las víctimas de esos delitos que no perdonan a quienes los cometieron.

“Sí, los comprendo, rezo por ellos y no los juzgo (…) No juzgo a alguien que no puede perdonar. Rezo y le pido a Dios porque Dios es un campeón en buscar caminos de solución. Pido que lo arregle”, afirmó el papa.