Venezuela se ‘agarra’ con todo el mundo; ahora es con Chile por sentencia a Leopoldo López


La cancillería venezolana respondió así a un comunicado emitido por el Gobierno de Chile el pasado sábado, mediante el cual, dijo, se realizan “juicios de carácter injerencista en los asuntos internos de un Estado de Derecho democrático, soberano e independiente como la República Bolivariana de Venezuela”.

Caracas “hace un nuevo llamado al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Chile para que en el ánimo de mantener relaciones de respeto mutuo evite inmiscuirse en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela por acción directa o por influencia de potencias externas”, añadió un comunicado de la cancillería.

En su declaración sobre la condena a López y tres estudiantes, el Gobierno de Michelle Bachelet manifestó esperar que “se observen las garantías judiciales de un debido proceso y la eficacia de los recursos disponibles para que los afectados puedan reclamar de una sentencia de primera instancia”.

Para terminar de enrarecer el ambiente entre los dos países, los expresidente chilenos Ricardo Lagos y Eduardo Frei firmaron una columna en El País de España en la que rechazan la condena al líder opositor y sus cuatro acompañantes, además de demandar su inmediata liberación.

A pesar de que la Constitución venezolana reconoce el derecho de protesta, Leopoldo López fue detenido por liderar una manifestación no autorizada. Aunque él se entregó voluntariamente a la justicia, su arresto y encarcelamiento experimentó todo tipo de anomalías, siendo condenado por la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Europea, Amnistía Internacional y Human Rights Watch. Nos sumamos a la consternación expresada por todos esos organismos”, escribieron los exmandatarios.