Manuel Malaver: La diplomacia del garrote de Maduro llega a su fin


Puede que Maduro no sepa quién fue Teodoro Roosevelt (1858-1919), tampoco que fue presidente de Estados Unidos (1901-1909), y mucho menos que fue el creador de una diplomacia que se llamó del “Gran Garrote” o “Big Stick”.

Y era que, míster Roosevelt, antes de sentarse a conversar le caía a “garrotazos” a los países, de modo que, independiente de los acuerdos que se negociaran, tenían que quedarse con los “garrotazos” que le propinaba el también conocido como forjador de la fase más agresiva del imperialismo norteamericano.

Sin duda alguna que, la misma diplomacia que 115 años más tarde ha desempolvado un presidente venezolano llamado Maduro, el cual, le cayó a “garrotazos” a 20 mil colombianos que deportó de Venezuela, se fue de gira de placer mientras llevaba a cabo su hazaña, y ahora, transcurrido un mes, quiere sentarse con el presidente, Santos,  para que apruebe la agresión.

Eso, por lo menos, es lo que ocurre mientras el mundo no sale de su asombro por tan cínica violación de los derechos humanos y el gobierno del presidente, Santos, instrumenta “una  diplomacia” que pone en evidencia al pichón de Teddy Roosevelt que cría plumas en la región.