Maydelin Rodríguez: “Escapé de mi casa y me hice monja”


“¡Casi es medianoche! Mi mamá no se ha ido a dormir. Así no puedo escaparme. ¿Qúe hago? Si se dan cuenta, las cosas se pondrán peores”, así contaba aquellos minutos de angustia que vivió Maydelin Carolina Rodríguez Santiestevez, de 28 años, antes de emprender el camino religioso y convertirse en la Hermana Maydelin de la Santísima Trinidad.

Ella es una muchacha joven que fue contra todo mandato familiar para cumplir con el llamado divino que sintió, y pese a las adversidades, logró su cometido.

¿Quién pensaría que en pleno siglo XVI, en el nuevo milenio, una chica joven se escaparía de su casa para unirse a las filas de una orden religiosa? Pues ocurrió, una muchacha oriunda del municipio La Cañada de Urdaneta, en el estado Zulia, se tomó en serio el deseo vestir hábitos. Ella es la menor de cuatro hermanas, por lo tanto, fue la consentida de la casa. Con una sonrisa en su rostro describe su infancia como una etapa feliz y tranquila. Su seno familiar era tan común como cualquiera. Entre sus parientes no había alguien que sirviera a la iglesia católica, más sin embargo, ella siente que “fue llamada”.

Transcurrido el tiempo, se graduó como Bachiller en Ciencias y optó por educación en biología en la Universidad del Zulia. A los 20 años, su viaje en la fe católica comenzó, pues se encontraba entre los catecúmenos preparándose para actividades eclesiásticas. Su familia estaba al tanto de sus preferencias y no había mayor novedad al respecto.